domingo, 30 de octubre de 2016

[Reseña] Killjoys



De la misma forma que descubrí de forma accidental la serie Dark Matter, también he descubierto la serie Killjoys. Esta vez buscando otra serie de Ciencia Ficción, mientras espero que produzca la tercera temporada de Dark Matter.

Killjoys inició su singladura también en el 2015, 7 días después que Dark Matter, aunque es esta ocasión es una coproducción estadounidense y canadiense (país que está apostando por series de ciencia ficción, por lo que se ve), y que considero que también muy dentro de la ambientación de Traveller: cazarecompensas, oligarquías perpetuadas, megacorporación sin escrúpulos,… Y una serie de tramas y subtramas entrelazadas, tal como a mí me gusta en las partidas.

La principal curiosidad es que en la primera temporada hacen referencia que el sistema planetario en el que se encuentran es una colonia minera, que extraen mineral bioluminiscente y otros minerales valiosos que exportan al “planeta Madre”. Pero en ningún momento se ven los cargueros ni se vuelve a hacer referencia a este tema.

Los humanos están focalizados en las lunas de un gigante de gas, de tamaños similares al de nuestra tierra, que se indica que hace más de 300 años se terminaron de terraformar. Del resto de planetas del Sistema solar, no se hace ninguna referencia (realmente para la trama de la serie, no tienen importancia alguna), y que el Gigante de Gas y sus lunas se le llama “El Quad”, un sistema planetario distante y políticamente inestable.

Killjoys es el nombre que se le da a los caza recompensas autorizados, y en el caso de la serie se centra en un equipo de tres componentes. El nombre de Killjoys es un juego de palabras, ya que la moneda del Quad es el Joy.

El grupo protagonista es conocido como los Killjoys de Dutch. Dutch, su líder es una ex asesina con un pasado turbio que siempre regresa en los peores momentos; su leal compañero John, un Haker tecnológico; y su hermano D’avi, un ex soldado de élite especializado en tácticas de combate. El grupo intenta permanecer imparcial mientras se está por desatar una sangrienta guerra de clases. La clase dominante, las nueve familias originales que llegaron por primera vez al Quad, los policías, brazo militar de la JetSet, los mineros, y el resto de población. Las nueve familias quieren seguir manteniendo el status de clase privilegiada y dirigente del Quad, pero una parte de la policía no sólo no están a favor, sino que hacen sus leyes a su manera, ya que después de tantos siglos, empiezan a no estar de acuerdo en como se está llevando la política. Después están los mineros, que se están viendo relegados por una parte de la población restante, que empieza a tener un cierto poder económico, gracias al negocio que hacen con las familias de estos. Y el resto de la población, que intenta subsistir y quieren como poco, los mismos privilegios que los mineros.

Dentro de la policía tenemos a los Killjoys, que son más unos mercenarios que se alquilan al mejor postor, pero que deben obediencia a la facción armada de los dirigentes. Y dentro de estos están los denominados nivel 6, más una leyenda que una realidad (¿o tal vez no?), de los cuales uno, posiblemente el más antiguo de todos ellos, quiere cambiar totalmente el orden jerárquico preestablecido.

Una serie con tramas interesantes, curiosas, en la que muchos de los personajes que aparecen no son lo que dicen ser, y que poco a poco se va desgranando la trama principal y las subtramas que rodean a esta.


Os aconsejo que también le echeis un vistazo, ya que a nivel de efectos especiales, aunque usan pocos, está muy logrados. Los escenarios, en su mayoría pertenecientes a complejos industriales reales, que encajan muy bien con la ambientación de la serie. Y lo más importante, que es algo que me atrae fuertemente: la diferencia de tecnologías entre las diferentes clases sociales. Incluso en Ciudad Vieja, principal escenario de los episodios, se puede encontrar tecnología a nivel de abrelatas de los años 1950 y cortadores láseres más propios de Star Wars. Exactamente como nos lo encontraríamos en una partida de Traveller. Y los niveles sociales…