domingo, 21 de abril de 2013

SISTEMA D6



Este sistema realmente debería denominarse «Sistema de Reserva de Dados de 6», ya que se asigna una cantidad de dados a una característica o a una habilidad del personaje.
Por ejemplo, un personaje tiene cuatro dados de seis caras en la habilidad de trepar y otro tiene dos dados de seis caras en la misma habilidad, la reserva de dados del primero es superior a la reserva de dados del segundo, lo que implica, en principio, que el primero es mejor escalador que el segundo. Las resoluciones de las acciones se llevan a cabo mediante la suma de valores de las caras de los dados, en la tirada de esta cantidad de dados: un resultado igual o superior a los puntos de la dificultad de la acción, permite el éxito de la misma; un resultado inferior es un fallo.
La dificultad de las acciones la determina el árbitro de juego, siguiendo su propio criterio, según las indicaciones de las reglas del juego. Por consiguiente, en cuanto más dados tiene un personaje en una habilidad, mayores son sus posibilidades de superar las dificultades que se presentan al utilizar esa habilidad para realizar una acción. En definitiva un sistema de reserva de dados implica que prima la cantidad de dados y no la cantidad de puntos de nivel o un porcentaje, como en otros sistemas.
Los jugadores más veteranos recordarán sin problemas el sistema D6 de West End Games, ampliamente utilizado en juegos como Star Wars, ya que dentro de su sencillez y fácil aprendizaje se caracteriza por fluidez y la rapidez con la que el jugador puede hacerse un personaje, en apenas cinco minutos. El ejemplo que va a ser expuesto a continuación parte del caso hipotético de un personaje de Star Wars, el juego de rol que quiere reparar su nave espacial y que dispone de cuatro dados más un punto (4D+1) en la habilidad «reparar naves espaciales» (4D+1 se lee «cuatro dados más uno» en la notación abreviada del sistema D6).
Según los daños o las averías recibidos por la nave durante la partida (en la misma sesión de juego o en precedentes) el árbitro de juego determina una dificultad más o menos elevada. El juego aconseja la siguiente escala de números de dificultad:
  • De 3 a 5: tarea muy fácil
  • De 6 a 10: tarea fácil
  • De 11 a 15: tarea de dificultad moderada
  • De 16 a 20: tarea difícil
  • De 21 a 30: tarea muy difícil
Si los daños causados en la nave son lo bastante graves el director de juego podrá, por ejemplo, determinar una dificultad de 15. La tirada de dados del jugador en su habilidad «reparar naves espaciales» (4D+1 siguiendo el ejemplo citado) resultará de la suma obtenida al tirar los cuatro dados de seis caras (4D+1) más el punto adicional que se ha de sumar al total (4D+1). Para que a efectos de juego la nave espacial vuelva a estar en condiciones normales el resultado de la tirada del jugador debe ser igual o superior a la dificultad que el director de juego había establecido: 15. Estos puntos adicionales de las habilidades o características sólo pueden ser uno o dos; en el caso de tener 3 puntos adicionales, este se convierte en un dado adicional, por lo que si un jugador posee una habilidad de 3D +2 y por las experiencias recibidas en partidas o sesiones anteriores consigue 1 punto más, no obtienen 3D +3, sino que automáticamente pasa a 4D. Las etapas siguientes en el perfeccionamiento de esa habilidad, si las hay, serán pues de 4D+1, 4D+2, 5D, 5D+1, 5D+2, 6D, 6D+1 etc.
La descripción y reglamento del Sistema D6 puede descargarse bajo la Open Gaming License, y está formado por tres manuales básicos -D6 Adventure, D6 Fantasy y D6 Space-, y una serie de suplemento. Estos manuales son para ambientaciones modernas, del Oeste, pulp, de espía o de superhéroes, el indicado es D6 Adventure. Para ambientaciones medievales de fantasía y medievales históricas, el suyo es D6 Fantasy. Y para Ci-Fi, en todas sus vertientes y géneros, se debe usar D6 Space.

Fuente: