domingo, 11 de noviembre de 2018

Black Rhino. Capítulo 5. La Última decisión


Mientras los personajes se quedan mirando la escena del “suicidio” de la tripulación de Run & Go, sin saber que está pasando, y con la milicia del astropuerto registrando los rastros de los abatidos, empiezan a discutir un nuevo plan: tomar la nave, salir del planeta y rehacer el plan antiguo de salvar a lady Flytz.

Mientras unos pocos de los soldados del astropuerto comprueban si los cadáveres están vivos y registrarlos, un pequeño grupo de 5 soldados se acercan hacia la entrada de carga de la Run & Go, para comprobar si el sistema antiabordaje está activado o no.
Uno de ellos, no el más valiente, sino con pintas de ser el nuevo del grupo, es “obligado” a asomarse por la esclusa de carga de la nave.
El sistema de protección de la entrada no dispara.

Mc Vane propone tomar al asalto la nave, en cuanto la milicia esté distraída, pero el coronel Herrickson insiste en que el plan de salir de robar la nave, no le parece nada buena, y entre los cuatro se enzarzan en una discusión sobre si lo hacen o no.

De repente suena la alarma de bombardeo en la ciudad. Los personajes se miran entre ellos y todos a la vez miran a ver que hacen los soldados.
Pero estos ya están a unos 50 metros de la nave y alejándose hacia el edificio principal del astropuerto.
Empiezan a oírse en la lejanía las primeras explosiones del bombardeo.
El especialista Kierhiergaard informa al resto de compañeros que se ha percatado que los motores de la nave no han sido apagados.


Este nuevo giro de la situación, con un bombardeo acercándose a la ciudad, y por la cantidad de explosiones es algo realmente serio, hace que los cuatro compañeros, al unísono, decidan entrar en la nave.
Entran a toda velocidad con la voladora, cargada con las 5 cajas de Feng.

Al intentar cerrar la compuerta de carga, la nave tiene activada el sistema informático antipirata, por lo que sinh la contraseña, no serían capaces de cerrarla. Pero desde el servidor de la nave, muy posiblemente se pueda hackear.

Suben al puente me mando por las escaleras metálicas, pasando de los ascensores, posiblemente algo más lentos de lo que necesita.
Al abrir la puerta del puente de mando, descubren a uno de los tripulantes atado y amordazado en el puesto de comunicaciones.
Cuando lo desamordazan, se presenta como el Capitán John Templeton, capitán y propietario de la Run & Go.
Consiguen llegar a un acuerdo rápido con el capitán, en especial sobre el cargamento “especial” que han traído.
El capitán es un comerciante nato, por lo que cualquier mercancía es bienvenida a su nave. Es más, informa a los personajes que él conoce un lugar en un sistema cercano, donde pueden comprarle la droga a buen precio y procesarla.

Desatan al capitán y este inserta un código especial para eliminar el antipiratas, por lo que la nave vuelve a estar operativa y con todas las compuertas cerradas.

Realizan un despegue rutinario rápido, sin muchas filigranas.
Los bombarderos de vuelo lento, están casi encima del astropuerto.

Los bombarderos, más de 40, según un recuento rápido van en cuña, abarcando una gran extensión y “barriendo” la zona comercial y astropuerto de Fen’s Gren.
El primer bombardero “marca” a la Run & Go para lanzar misiles.

Kierhiergaard baja rápidamente a la torreta defensiva de la nave, la torreta ventral. Consigue desviar los misiles, aunque uno de ellos pasa tan cerca que hace saltar la pintura de la nave, pero sin explotar.
Kierhiergaard cambia al modo de dominio de la torreta ofensiva, la torreta dorsal. Aunque puede dominarla desde la otra torreta, no es tan precisa como hacerlo desde su posición de artillero, por lo que los disparos balísticos del bombardero alcanzan a la Run & Go, pero sin hacer daños ni importantes ni de relativa consideración. Al final, con el pulsar, consigue hacer un buen blanco en el ala del bombardero, que explota y se desprende del cuerpo, por lo que esta cae en llamas sobre el astropuerto.

Tras haber abatido a uno de los bombarderos, Mc Vane se viene arriba, hace una ligera maniobra y de enfila hacia otro de los bombarderos.
Aunque ya muy lejano, Kierhiergaard realiza una última ráfaga con el pulsar, consiguiendo abatir otro bombardero a la primera, que explota en pleno vuelo y hace que los bombarderos cercamos pierdan la formación.

Al final la Run & Go sale de la orbita del planeta.

El capitán Templeton explica que en su último trabajo, se quedo sin parte de la tripulación, y que contrató a 2 nuevos tripulantes. Pero estos tenían otra intención, la de entrar en Fen’s Gren sin permiso, sabiendo que no hay vigilancia seria en el planeta, para cargar de Feng toda la nave.
Lo tenian tan bien previsto que después de descargar toda la mercancía del último trabajo, entre estos dos y 3 compañeros infiltrados de “pasajeros”, tomaron el control de la nave, mataron al resto de la tripulación y pusieron rumbo al sistema.
Al llegar al sistema, tomaron a la Black Rhino como un crucero imperial de vigilancia, alcanzándola y haciendo que entrará en la atmosfera del planeta envuelta en llamas y explotando antes de caer al inmenso océano del planeta.

Viendo que una flota de bombarderos se acercaba a la capital de Fen’s Gren, deciden entrar en el astropuerto y tomar al asalto la zona de carga y hacerse con containers vacios que tienen apilados y sin vigilancia (donde se habían escondido los personajes).
El problema fue que los sistemas de detección de los bombarderos de la ciudad no funcionaron correctamente y la milicia del astropuerto pudo contrarrestar esta incursión.

Ante este nuevo cambio de planteamiento y en vista que el rescate de Lady Flytz es bastante “suicida”, optan por abandonar la misión, cosa que el coronel Herrickson coincide por primera vez con el grupo, convirtiéndose en la nueva tripulación del Run & Go y empezar una “nueva vida” de mercantes independientes, con una nave de 200 Tm de desplazamiento.



martes, 16 de octubre de 2018

Black Rhino. Capítulo 4


El plan para sacar a Lady Flytz del bunker sin violencia, pasa por conseguir la adormidera del planeta el Feng, como pago para poder cumplir la misión. Pero deben contactar con el reportero de guerra que saben que suele estar en la frontera, para recabar información para el Gobierno del Archiduque Norris.

Mientras el Coronel Herrickson y el especialista Kierhiergaard buscan al periodista, el contrabandista McVane y la insociable Noar el Fasan deciden ir a buscar unos kilos de Feng para el intercambio.

Y el capitán de la Black Rhino decide ponerse en órbita, ya que es muy peligroso quedarse en el espacio puerto
Al acercarse a la cordillera del norte de Fen’sGrenMcVane y Noarreciben la información que la ladera norte está completamente contaminada de radiación, por lo que los trajes de vacío que han traido les iran bien para poder moverse por la ladera sur sin peligro alguno.

Mientras tanto, Herrickson y Kierhiergaard van hasta la sede militar del espaciopuerto, para saber el nombre del reportero que tiene la información que necesitan. Allí consiguen un vehículo eléctrico de enlace de dos plazas, por lo que no pueden ir a más de 80Km/hora, por lo que tardan un par de horas en llegar, ya que la ciudad de Fen’s es grande, esta algo en ruinas y no pueden ir de una forma directa, por los escombros y los cráteres.
Una vez en llegar  al DailyFen’s, localizan al reportero de guerra, un tal Sam Spirk. Este no suelta información alguna, hasta que los personajes se dan a reconocer y que misión les han encomendado.
El Reportero les indica que todo, todo el ejército de Cushach está invadiendo (o mejor dicho, intentándolo) Artikon, por lo que sólo quedan pequeños grupos de policía política vigilando (tullidos y heridos graves de guerra), y la guardia personal de Cushach, en el Bunquyer y a 50km alrededor.
Como todo el ejército y espias de Morrisland está en Artikon, el gobierno de Fen’sGren han creado una muralla de unos 50 metros de altura, con centinelsantiaeéreos, para que no pase nadie sin su consentimiento y con los salvoconsuctos exclusivos genéticos por cada uno de ellos. Y los pocos refugiados que llegan a las 3 entradas que existen, pasan un riguroso estudio para evitar que sean espías o, peor aún, terroristas de Cushach.

También consiguen la ubicación, muy aproximada del Bunker personal del Emperador John Cushach “El grande”, que se encuentra al noroeste de Morrisland, en un gran valle entre la Cordillera Norte, en la que sólo se puede entra por un camino tortuoso, con vehículo terrestre, no gravítico, ya que todo lo que vuela es derribado por unos centinels antiaéreos automáticos.

Con esta información, regresan al espacio puerto a la espera de sus compañeros.

McVane y Noar estando en las colinas, encuentras cerca de la cima, un campo inmenso de Feng, más grande de lo normal, sin un claro propietario en las cercanías.
Deciden bajar en esa zona, con los trajes de vacío puestos, e iniciar la recolección de la planta. Al momento de empezar a recolectarla, se percatan la que muy baja radioactividad, pero ligeramente más alta del mínimo permitido, está en las plantas, por lo que deducen que estaa mutado genéticamente y por eso es más grande de lo normal.
Consiguen cargar unos 250 kg en la voladora y partir de regreso a la capital.

Después de algo más de 12 horas de viaje, entre la ida y la vuelta, McVane y Dra. Noar, llegan al astropuerto.
Consiguen cajas anti radiación, del tipo minero, que encuentran tirados y los suficientes en buen estado.


Y en ese momento les crea la duda, si dan toda la droga al dictador o se la llevan para venderla. Esta droga, a vender a algún pequeño señor de la droga de algún planeta, sin negociar mucho puede salir sobre los 400.000,- Cr., por lo que el cambio de unos 1.500,- Cr por cabeza para cada miembro de la tripulación, por rescatar a la Lady (10.000,- Cr de recompensa), no tiene color ante los, como poco, 100.000,- Cr que pueden sacar por cabeza por la venta de la hoja de la droga.

Mientras están con esta tesitura, de repente llega una nave mercante libre.

Suenan las alarmas.

Esta nave se ha saltado el bloqueo y han aterrizado sin permiso.

Las tropas del astropuerto se acercan a la nave obligando a la tripulación a entregarse.
Pero estos, incomprensiblemente, abren fuego contra las tropas, por lo que son rápidamente abatidos.
Salen 5 tripulantes, y son abatidos los 5, en un dantesco charco de sangre.

Los personajes se quedan mirando la escena sin saber que está pasando.
Una nave abierta de par en par y con la milicia del astropuerto registrando los rastros de los abatidos.



sábado, 6 de octubre de 2018

Black Rhino. Capítulo 3


Mientras se plantean como sacar a Lady Flytz del bunker sin violencia, empiezan a investigar un poco. Una de las primeras cosas que hacen, es reconocer el terreno.

Fen’s Gren es un planeta con un 80% de masa oceánica, por lo que el 20% de tierra se concentra casi exclusivamente en un único continente, y alguna isla esporádica,

En el Sureste tenemos los dominios de Fen’s Gren, mismo nombre que el mundo, pero que en sus siglos de existencia han tenido numerosas rebeliones que han convertido el planta en balcánizado. Su capital es Homeland y es donde esán los personajes en estos momentos. Tanto la capital como las diferentes ciudades importantes de Fen’s Gren, han sufrido numerosos bombarderos, no devastadores, pero lo suficiente intensos, con misiles y con aviación, como para tener zonas de la capital en ruinas y con escasez de todo en todo el país. Es un pais de democracia participativa, Pro imperio y son apoyados de forma humanitaria por el Archiduque Norris.


Al Noreste esta Fez, religiosos fanáticos, que en la actualidad tienen grades zonas completamente radioactivas, tras el bombardeo masivo con bombas nucleares. Se desconoce el estado en el que está el país, pero la poca población que ha conseguido salir y pasar los controles de cuarentena radioactiva, indican que no existe prácticamente vida en casi todo el país.

Al Sudoeste está Artikon, país con régimen corporativo, ya que las rebeliones que surgieron fueron con un endeudamiento hacia una empresa de la zona, la cual a tomado el control gubernamental desde hace más de 50 años. Actualmente es el país que está en constantes combates con Morrisland. La información que llega es escasa, ya que Fen’s ha cerrado fronteras con ellos, para evitar raids de enemigos e infiltración de espías o elementos terroristas que puedan atacar objetivos importantes.

Y al Noroeste está Morrisland, con su autoerigido emperador John Cushach “El grande”. El motivo de la guerra que ha iniciado este país, con dudosa riqueza económica, es para unificarse y convertirse en planeta independiente del sistema.

Ante todo esto, el Archiduque Norris, por indicación directa de su primo el Emperador Stevenson, es enviada Lady Margareth Flytz para negociar una salida honorable del conflicto, pero Cushach la ha “invitado” a su palacio-bunker. Extraoficialmente han enviado equipos militares para sacarla del planeta, pero todos han fracasado, por lo que han decidido enviar a un grupo reducido de “voluntarios independientes” (los personajes) para tratar de sacarla de allí, sin utilizar la fuerza bruta, que tan poco resultado han conseguido.

Otra información adicional que tienen los personajes, es que el continente está cruzado por su ecuador, de Este a Oeste por un amplio y basto desierto, con numerosos arenales y un zona neutral, enla que confluyen los 4 paises y que, hasta antes de la guerra, era un punto de controversia tanto político como militar, para saber a quien le pertenecia. El planeta también tiene casquetes polares tanto en el norte como en el sur.

La doctora ha averiguado que puede conseguir droga orgánica a buen precio, en las montañas al norte de Fen’s. Sabedora de que la droga natural es muy apreciada, decide ir a buscar una cantidad importante, para la nave o para lo que pueda surgir.

Y conociendo esta información, deciden que es momento para empezar a recabar información más directa de como está Morrisland y donde tienen a Lady Flytz. Y para ello contactan con un periodista local, para que pueda ayudarles a recabar esta información.


miércoles, 1 de agosto de 2018

Black Rhino. Capítulo 2


Después de asegurar los containers con la carga desde la central de SAL, Inc., la Black Rhino despega de Mora a Fornice.

Una vez en Fornice, la ruta de vuelo de la Black Rhino es modificada desde la central, por lo que los container con mercancía perecedera es cambiada por dos containers un tanto especiales, por un parte se tiene uno con material médico, sellado electrónica y magnéticamente, y por el otro con valija propia de la SAL, Inc.
La nueva ruta prevista de la Black Rhino es desde Fornice, haciendo parada en Maitz, llegada a Fen’s Gren, y regreso a Maitz y a Fornice, posteriormente.


Aprovechando que están con el trabajo de carga de los containers, Hank Herrickson, excoronel de Marines, decide pasarse por la sede del cuerpo de Marines que hay en el espaciopuerto, para recabar las noticias más sobresalientes que pueden haber llegado. Y de paso, si puede encontrar algún trabajo de algo de acción para 24h.
Fornice es un planeta rico, que tiene prohibido llevar cualquier arma más grande de un revolver, por lo que no hay trabajillos de rápida resolución.

El responsable de información de la recepción de la sede de los Marines, al mirar el destino de Black Rhino, ofrece un trabajo “no oficial”: rescatar a una funcionaria de alto rango del gobierno, Lady  Margareth Flytz, que está retenida en Fen’s Gren
Fren`c Gren está marcada como una Zona Ámbar, ya que están en conflictos de rebelión interna, por temas políticos. Más información no pueden facilitar, ya que los negociadores para poder recuperar a la funcionaria, no han regresado. Lo único que si que saben es que está viva, ya que de vez en cuando exigen que se les envíe material bélico al planeta, a cambio de mantener con vida a la funcionaria.
Y como el gobierno no puede interferir en una Zona Ámbar, temen por su vida.
Y la familia de Lady Flytz, muy influyente en el gobierno central del Archiduque Norris, desea que sea sacada de la zona lo antes posible.

Con tan poca información, el grupo de tripulantes de la Black Rhino, aceptan el encargo, ya que les reportará un dinero extra, 21.000 créditos, para ser exactos, que toca a 3.000 créditos por cada uno de la actual tripulación.

Al día siguiente parten dirección Maitz.
En este sistema dejan el container con la valija con material de la corporación, recogiendo otro de alimentos de primera necesidad para Fen’s Gren.

McVane decide que es un buen momento para poder hacer algún chanchullo y busca mercancía que sea necesario para el sistema con bloqueo militar.
Para saber que es lo que pueden necesitar, investiga un poco en los bajos fondos de este planetucho de tercera, y localiza a un traficante que le ofrece una carga “especial” para llevarlo al planeta, por 5.000 créditos. Azkerran, el estraperlista, sólo comenta que el motivo de poner la carga a bajo coste es porque se ha comprometido a entregarlo y entiende que el que consiga saltarse el bloque y llegar al planeta, puede ganarse hasta 5.000 créditos de beneficio, ya que la carga puede venderse por 10.000 créditos.

Azkerran les indica donde deben ir a recoger la mercancía y allí deberán pagárselo al encargado, un tal Sorren.
Al llegar al almacén, a unas cuantas manzanas del espaciopuerto, se encuentran con un par de tipos armados con fusiles de asalto, que no desean ni hacer preguntas, ni que se las hagan.
Mc Vane paga y se lleva las dos cajas. Cajas de madera del tipo militar, de 100x100x50 con indicaciones en algún dialecto de algún planeta en conflicto, con una única palabra entendible: armamento.

Una vez aseguras las dos cajas, McVare decide abrir las cajas para ver que hay dentro.
La primera sorpresa que se lleva es que las dos cajas están llenas de ropa. Ropa de hombre, mujer y niños. Rpa nueva y usada. Ropa de trabajo resistente y nada de lujo delicado.
McVare reniega en todos los dialectos que conoce, ya que entiende que ha sido estafado. Pero la nave debe partir y no puede deshacer el entuerto.

Tras otra semana más de viaje, la Black Rhino llega a Fen’s Gren. Allí entregan el container de medicamento y el de alimentos al gobierno del ministro Feijons, partidarios del gobierno del Archiduke Norris.
Tabien hacen entrrega de las dos cajas de madera, en la dirección que les habían indicado. Por si surgen problemas, por la estafa que han sufrido, llegan con toda la artillería.
El lugar de la entrega es un almacén destartalado, bastante tocado por la guerra (no, no son disturbios, es una guerra en toda regla), que más parece un pequeño mercado, bastante vacío de todo, en el que se venden las cosas muy bien de precio.
Gorrenson, el dueño del mercado “clandestino” se pone muy contento al ver las cajas, ya que necesitaban con urgencia ropa para la población civil (si, el contrabando era correcto, uf!!).

McVane, al ver en las condiciones en las que viste la gente del planeta, en vez de venderlo a 10.000, se lo vende a 8.000 créditos, pero a cambio de ampliar la información de la misión “no oficial” que tienen que hacer.
Gorrenson le indica que en el planeta habían 4 naciones: Fen’s gren, Artikon, Morrisland y Fez.
El motivo de las disputas es porque el presidente de Morrisland, John Cushach, quería convertir el planeta en independiente, respecto al imperio. Ante la negativa de los restante países, Cushach reunió armamento militar muy potente, más concretamente bombas nucleates.
Morrisland declaro la guerra a Fez, un pequeño país  extremadamente cercano a estos y lanzaron todas sus bombas nucleares en él. La masacre fue atroz y actualmente no hay nada vivo en el pequeño continente.
Ante este exceso de fuerza, el presidente se autoerigió como Emperador Cushach y pensó que con esta demostración de fuerza, los otros tres países se dejarían llevar y se rendirían antes de empezar la guerra con ellos. Pero se equivocó.

Lady Margareth Flytz está “invitada” por Cushach en su palacio-bunker.

Gorrenson les hace un par de últimas indicaciones; Morrisland están muy necesitados de medicamentos, en especial su ejército. Pero el container que traían ha sido entregado al ministro Feijons, presidente de Fen’s Gren, el continente más grande del planeta, pero no el más poblado y mucho menos militarizado. Y Artikon es un pequeño continente helado con muy poca población y prefiere ser neutral, de momento.

Mientras piensan como hacerlo, el capitán McNamara, capitán del Black Rhino, regresa a la nave con los dos containers vacíos, el de medicamento (blanco con una inmensa cruz roja) y el de alimentos.

(Capitán McNamara)


Ahora toca hacer un reconocimiento del terreno y plantear la estrategia para sacar a Lady Flytz del bunker, sin violencia alguna, ya que el grupo de personajes, si la utilizan, tienen todas las de perder.

sábado, 21 de julio de 2018

Black Rhino. Nuevas Aventuras.


Después de llegar al espaciopuerto principal de SAL, inc, en el sistema de Mora, la Black Rhino pasa por astilleros durante 2 meses, por lo que se reubica a la tripulación en diferentes naves.

La Black Rhino es un modelo de nave, en la que la última se fabricó hace más de 50 años.
Una vez reparada la nave, tienen que rehacer a la tripulación, pero la antigua tripulación está muy cómodos en su actual destino, o no son localizados. Aunque el Capitán, Piloto e Ingeniero, como se han quedado supervisando las reparaciones y modificaciones, siguen siendo los mismos.
Como es una nave pequeña dentro de una flota de naves variopintas, las SAL, Inc., se supone que no debe ser mucho problema para conseguir una nueva tripulación.
Pero tripulación desde dentro de la compañía, en esta ocasión, se ha convertido en un calvario… Unos porque están bien en sus actuales destinos, otros por ser conflictivos, no les queda más remedio que contratar a nuevos tripulantes de fuera de la compañía.

Aquí es donde llegan los personajes, a competir por 5 plazas de tripulante en la nave, consiguiendo esos puestos por su valía y su profesionalidad (o a lo mejor no…).




Aunque el modelo es evidentemente anticuado y “pasado de moda”, visualmente, por fuera, se ve en muy buenas condiciones. Se nota que los astilleros de SAL, Inc trabajan bien.
Pero por dentro, tienen toda la última tecnología, con la que dotan a las nuevas generaciones de mercantes. Lo que hace 50 años era lujo extremo.

El trabajar en una nave corporativa convierte el trabajo en algo más cómodo y relajado.
A menos que los tripulantes se busquen problemas, todos los meses tienen una paga fija y sin retraso, no tienen que buscar cargamento ni negociar por él, ya que es la compañía la que se encarga de ello y preparan el embarque para cuando llegan.

Cualquier otro trabajo no registrado en la orden de embarque, es una competencia entre el tripulante y su capitán.

La nueva tripulación se va haciendo con la nave, mientras van llenando los contenedores suplementarios y entran los pocos pasajeros que acepta la nave.