domingo, 30 de octubre de 2016

[Reseña] Killjoys


De la misma forma que descubrí de forma accidental la serie Dark Matter, también he descubierto la serie Killjoys. Esta vez buscando otra serie de Ciencia Ficción, mientras espero que produzca la tercera temporada de Dark Matter.

Killjoys inició su singladura también en el 2015, 7 días después que Dark Matter, aunque es esta ocasión es una coproducción estadounidense y canadiense (país que está apostando por series de ciencia ficción, por lo que se ve), y que considero que también muy dentro de la ambientación de Traveller: cazarecompensas, oligarquías perpetuadas, megacorporación sin escrúpulos,… Y una serie de tramas y subtramas entrelazadas, tal como a mí me gusta en las partidas.

La principal curiosidad es que en la primera temporada hacen referencia que el sistema planetario en el que se encuentran es una colonia minera, que extraen mineral bioluminiscente y otros minerales valiosos que exportan al “planeta Madre”. Pero en ningún momento se ven los cargueros ni se vuelve a hacer referencia a este tema.

Los humanos están focalizados en las lunas de un gigante de gas, de tamaños similares al de nuestra tierra, que se indica que hace más de 300 años se terminaron de terraformar. Del resto de planetas del Sistema solar, no se hace ninguna referencia (realmente para la trama de la serie, no tienen importancia alguna), y que el Gigante de Gas y sus lunas se le llama “El Quad”, un sistema planetario distante y políticamente inestable.

Killjoys es el nombre que se le da a los caza recompensas autorizados, y en el caso de la serie se centra en un equipo de tres componentes. El nombre de Killjoys es un juego de palabras, ya que la moneda del Quad es el Joy.

El grupo protagonista es conocido como los Killjoys de Dutch. Dutch, su líder es una ex asesina con un pasado turbio que siempre regresa en los peores momentos; su leal compañero John, un Haker tecnológico; y su hermano D’avi, un ex soldado de élite especializado en tácticas de combate. El grupo intenta permanecer imparcial mientras se está por desatar una sangrienta guerra de clases. La clase dominante, las nueve familias originales que llegaron por primera vez al Quad, los policías, brazo militar de la JetSet, los mineros, y el resto de población. Las nueve familias quieren seguir manteniendo el status de clase privilegiada y dirigente del Quad, pero una parte de la policía no sólo no están a favor, sino que hacen sus leyes a su manera, ya que después de tantos siglos, empiezan a no estar de acuerdo en como se está llevando la política. Después están los mineros, que se están viendo relegados por una parte de la población restante, que empieza a tener un cierto poder económico, gracias al negocio que hacen con las familias de estos. Y el resto de la población, que intenta subsistir y quieren como poco, los mismos privilegios que los mineros.

Dentro de la policía tenemos a los Killjoys, que son más unos mercenarios que se alquilan al mejor postor, pero que deben obediencia a la facción armada de los dirigentes. Y dentro de estos están los denominados nivel 6, más una leyenda que una realidad (¿o tal vez no?), de los cuales uno, posiblemente el más antiguo de todos ellos, quiere cambiar totalmente el orden jerárquico preestablecido.

Una serie con tramas interesantes, curiosas, en la que muchos de los personajes que aparecen no son lo que dicen ser, y que poco a poco se va desgranando la trama principal y las subtramas que rodean a esta.


Os aconsejo que también le echeis un vistazo, ya que a nivel de efectos especiales, aunque usan pocos, está muy logrados. Los escenarios, en su mayoría pertenecientes a complejos industriales reales, que encajan muy bien con la ambientación de la serie. Y lo más importante, que es algo que me atrae fuertemente: la diferencia de tecnologías entre las diferentes clases sociales. Incluso en Ciudad Vieja, principal escenario de los episodios, se puede encontrar tecnología a nivel de abrelatas de los años 1950 y cortadores láseres más propios de Star Wars. Exactamente como nos lo encontraríamos en una partida de Traveller. Y los niveles sociales… 

martes, 16 de agosto de 2016

Reseña: Dark Matter


Hace poco he descubierto una nueva serie de Ciencia Ficción, Dark Matter, que su primera temporada empezó en el 2015, y que considero muy dentro de la ambientación de Traveller: contrabandistas, megacorporaciones, sistemas planetarios con políticas y económicos diferentes, armas de fuego y armas blancas, Naves que lanzan misiles contra otras naves,… Lo dicho, muy Traveller.

La nave se puede mover con motores para Salto Espacial (en la serie se le llama velocidad FTL) y motores de maniobra. 

Esta serie canadiense se basa en el cómic Dark Matter, en el que un grupo de seis personas y un androide con forma totalmente humana despiertan de su hibernación (en la serie se llama estasis) en una nave espacial desconocida para ellos y con problemas técnicos, sin recordar quiénes son, de dónde vienen y que estaban haciendo antes de hibernarse, aunque poco a poco van recordando cosas como sus especialidades. Como no recuerdan como se llaman, deciden llamarse a sí mismos de "uno" a "seis" en su orden de despertar. Poco a poco van descubriendo que habían sido unos mercenarios despiadados, bajo el mandato del mejor postor. A partir del momento en que toman conciencia de que como eran antes no les gusta, deciden empezar a cambiar.

Poco a poco van descubriendo que hay quien les teme y otros que los odian, así como varias megacorporaciones que los intentan destruir o ayudar, dependiendo de los “trabajillos” que poco a poco van haciendo.  Y a partir de aquí está servida la aventura, ya que constantemente la nave es constantemente atacada, por uno y otro motivo.

Una buena serie en la que en cada capítulo tenemos una aventura nueva, pero el hilo argumental, la trama principal y las secundarias, están constantemente presentes y se entrelazan entre si, por lo que en un momento dado que parece que el tema del episodio va en una dirección, como está cruzada con una trama que viene de dos o tres episodios anteriores, oculto por el engaño de un nuevo personaje que les contrata, es lo que hace que esta serie, para mi, mantenga su interés desde el inicio del episodio, hasta llegar al desenlace final, que suele ser cuando se descubre, en la mayoría de los casos, que está pasando realmente.

También comentar que toman muchos de los recursos que se utilizaron en Firefly, como la vida en los espaciopuertos, en las estaciones espaciales y que las armas de fuego siguen siendo lo que más daño hacen. Otro recurso que explotan muy bien es el tema de los Psionicos, que no son jedis en el concepto generalizado, sino que pueden tener ciertas funciones “especiales”, como acelerar el nivel de pensamiento, por lo que la visión del entorno se ralentiza y poder aprender cosas y combatir de forma más eficiente.

Aconsejo su visualización, para tomar ideas para nuevas partidas, o para ambientarse de como es el universo Traveller, en especial de como viste la gente, como son las estaciones espaciales y la dificultad de conseguir combustible, reparaciones y dinero.

Saludos.
Salva Rosselló

domingo, 20 de marzo de 2016

domingo, 13 de septiembre de 2015

Reparaciones

Imagen de una reparación sobre la marcha.

sábado, 15 de agosto de 2015

Lanzadera de la Ambassador



Nuevamente venimos con más noticias, sin confirmar, sobre la Ambassador. Más que noticias son “casi” rumores.

En esta ocasión sobre la lanzadera de transbordo que Julius Bell suele utilizar sin necesidad de atracar la ambassador a espaciopuerto alguno. La Morgan, una Extended Shuttle de manufactura de Blisten Yards de Glisten, con ligeras adaptaciones para el excéntrico magnate.



Esta lanzadera tiene su zona de atraque en la cubierta superior de la Ambassador, aunque, como siempre, sin muchas más indicaciones que los comentarios “semioficiales” que hasta el momento han llegado a esta redacción.

Aquí unos planos de una Extended Shuttle estándar.



Spacenet By Mora.

miércoles, 29 de julio de 2015

Free Trader Shadow de SAL, inc

Durante las pesquisas para conseguir los planos de la Ambassador, hemos sabido que desde los astilleros de Glisten, asociados con SAL, Inc (como recordaran el propietario no es otro que Sir Aby Lamir), están construyendo un nuevo Trader para comerciar por el sector de Mora, aunque creemos que es una especie de "premio" por la ayuda prestada a nuestro querido Archiduque Norris.
Lo único que podemos decir por el momento es queexteriormente es más parecido a un Frontier Trader, aunque por el interior, nuevamente todo un mismterio, será más como un free trader, pero de 3 cubiertas.

Vista de un Frontier Trader

 Creación pictoridca de un Free Trader A-2
Interior de una de las versiones oficiales de un Free Trader A-2

Esperamos poder informar en breve, pero con datos más certeros.

Spacenet By Mora.

jueves, 28 de mayo de 2015

Biblodata: La Ambassador



Recientemente hemos sabido que el archimillonario Julius Bell y su tripulación, han estado en medio de algunas de las conspiraciones más sonadas de La Marca Espiral, solucionándolo siempre a favor de nuestro querido Archiduque Norris.

Del grupo del que se rodea Juliuis Bell se sabe bien poco, lo que si se comenta es que son ex militares de diferentes imperios (Aslan, Humanitis, Zodanis, Vargs, Vilanis, Solomanis,…) y todos con grandes dotes militares, tanto de facciones mercenarias clandestinas corporativas, como de los cuerpos de élite de los diferentes imperios.

La nave, La Ambassador, con la que Julius ha estado moviéndose con documentación de inmunidad diplomática, es una Mercante clase Reliant (Tipo A5), pero con modificaciones realizadas por el actual propietario y armador, Sir Aby Lamir, y transformado en un yate de lujo para su amigo Julius Bell.

El plano original de la clase Reliant es este.

 

Debido a que Julius y Sir Lamir parece que tienen contactos con las altas esferas del Gobierno Imperial del Archiduque Norris, es muy difícil poder conseguir estos planos de distribución de las cubiertas.

Esperamos que en nuestra próxima comunicación, podamos ofrecer desde la revista digital la información e imágenes de esta nave tan carismática. No cejaremos en ello.