miércoles, 9 de junio de 2010

[Episodios] 2º EPISODIO. El embajador Zhodani

Mientras Ringo se regocija ante su “perfecto” amarraje en la estación minera, el resto de compañeros se afanan por preparar todo para pasar unas horas en esta roca espacial.

Mientras Adolfus envía a su robot mecánico a “reparar” la chapa alrededor del enganche de la nave, Julius Bell, acompañado de su guardaespaldas Sigfrid, sale sorpresivamente de la nave para ir a hablar con la administradora de la estación espacial.

También y como ya es tradicional en esta Estación Minera, Desty sale para hablar también con la administradora, para poder ofrecer sus “servicios médicos”, confeccionando “medicamentos” a la medida de las “necesidades” de los trabajadores de la Estación Minera. Pero al llegar a las oficinas de la administradora, se encuentra con Sigfrid vigilando la entrada del despacho de está, no dejandole pasar "hasta que termine el Sr. Julius". Mientras todo esto pasa Max se entretiene jugando a las cartas con alguno de los mineros que hay en la cantina de la estación, para “animar” a su bolsillo.
En la nave, Zack repasa el inventario de alimentos y bebidas que requerirán hasta llegar al siguiente destino, desconocido todavía por la mayoría de la tripulación. La capitana Arabella está realizando los cálculos pertinentes para el siguiente salto. Ringo comprueba que todo en el compartimento de carga es correcto y aprovecha para hablar con Trinity sobre aspectos de potencia y velocidad de la nave. Sea comprueba que todas las comunicaciones funcionan correctamente, tanto las de baja frecuencia a nivel planetario, la utilizada por la tripulación para comunicarse entre ellos, así como las de largo alcance, a nivel sistema extra planetario, y empieza una escucha sistemática de todos los canales de comunicación; como está sola nadie verá como le habla con cariño a la nave. Después, Sea junto con Adolfus empezarán un sistemático control de cableados internos de la nave, ya que Sea ha "detectado", según dice por uno de los sensores internos de la nave, que existe una mala comunicación en la zona de estribor de la nave. Poco antes de iniciar la nueva singladura, Adolfus detectará un Transceiber medio fundido que en cualquier momento les podría haber dejado colgados con la triple torreta defensiva de estribor.

Mientras todo esto está sucediendo, Julius sale del despacho de la administradora de la Estación Minera, con unos papeles en la mano que va guardando en su portafolios de mano, seguido del siempre vigilante de Sigfrid. Ante esta oportunidad, y sabiendo que le queda muy poco tiempo, Desty entra en el despacho de la administradora, convencida de la "buena relación" que dispone con ella y cierran un nuevo pedido de “suministros” de “medicamentos” para los mineros. Un par de horas después, mientras se ultiman los preparativos para la partida y Adolfus arregla el Transceiber, Desty se queda sin “componentes farmacológicos” y entrega el “pedido” a la Estación Minera.

Tras un salto-3 realizado directamente desde Gandr, la Ambassador llega a Lunion, capital del subsector Lunion, A995984-D Hi In Cp 810 Im (astropuerto tipo A, diámetro de 14.400 Km, atmósfera densa y contaminada, hidrografía al 50%, aproximadamente 7.000 millones de habitantes, gobierno como servicio civil burocrático, nivel legal moderado, nivel tecnológico superior a la media imperial, Comercio altamente industrial y capital de Subsector, 3 planetas alrededor de la estrella y 1 Gigante de Gas grande).


En Lunion la Ambassador está escasamente 4 horas, mientras llenan los depósitos de combustible, las reservas de oxigeno, los depósitos de agua potable, revisión del soporte vital por parte de los responsables del astropuerto (y posteriormente por parte de Desty, lógicamente). Durante el repostaje Ringo volvió a hacer su correspondiente ronda, comprobando que todas las zonas estancas funcionan correctamente, los Pods de salvamento funcionaban correctamente, los containers y los vehículos de la bodega estaban bien asegurados, comprueba los controles de su consola de mando y las del copiloto. Arabella vuelve a realizar nuevos cálculos para el siguiente salto, mientras supervisaba que no faltase de nada. Trinity adquiere componentes para su sala de máquinas y se vuelve a encerrar en su “fortaleza”. Desty busca en el Tas Free alguno de los componentes médicos y químicos para sus “medicinas”. Zack compra la comida y bebida necesaria para los siguientes saltos más próximos. Sea realiza las comprobaciones rutinarias de las comunicaciones y sensores de la nave. Maxwell comprueba si puede adquirir nuevamente “material” de reposición para su servicio de “seguridad”. Y Adolfus, consiguiendo componentes para el mantenimiento de la nave.

Mientras tanto Sigfrid vuelve a acompañar a Julius, pero esta vez junto con su discípulo John Al-Alfatall, el Zhodani, a buscar al resto del sequito que la Ambassador debe “escoltar”.

Una vez Julius ha regresado con Al-Alfatall, Sigfrid, el embajador Carnel Benbedice, el secretario del Embajador Tornuald Rashmir y 2 guardaespaldas, reúne a la tripulación y pone en antecedentes sobre la peculiaridad de la misión, el escoltar al embajador y su sequito hasta una reunión con embajadores de las diferentes facciones e imperios dentro y alrededor del Dominio de Deneb.

Pero mientras trasladan los equipajes de los “invitados” Desty se percata que hay algo extraño en los que llevan la plataforma hacia la nave, consiguiendo entre todos desarticular un atentado contra el embajador, por parte de un grupo radical anti-Zhodanis.

Una vez solventados todos los escollos posteriores (convencer a la policía de que no ha pasado nada, que no desean interponer denuncia alguna, etc, etc, para poder agilizar su salida lo antes posible), la nave parte hacia Strouden (hexágono 2327), dirección dada por la capitana a torre de control. Mientras la nave inicia la salida del sistema, Julius entrega a toda la tripulación, por cortesía del embajador Zhodani, cascos Psi a cada uno de ellos.

Una vez la nave llega a Strouden con un Salto-4 (A745988-D Hi In 920 Im), la capitán avisa que sólo se dispone de escasamente 1’5 horas para reponer soporte vital y combustible necesario para el siguiente salto. Mientras, Desty consigue el resto de “sus” componentes necesarios, Adofus componentes para sus robots, Max consigue una tela para chalecos antibalas, la misma tela con la que estaban hechos los smokings de los mafiosos muertos en Bendor (hexágono 2336 subsector Glisten), en una refriega entre bandas.

Una vez de nuevo en la nave, todo está dispuesto para el nuevo salto. La capitana facilita un nuevo rumbo a torre de control: Persephone (hexágono 2228). Y la Ambassador despega del Astropuerto de Strouden.

It will continue …

No hay comentarios:

Publicar un comentario