lunes, 5 de marzo de 2012

Señores, los pies fuera de la mesa.





Foto: http://www.surarial.com/consejos-de-viaje/los-gestos-en-tus-viajes/



Tras lo ocurrido en las últimas sesiones de la campaña, como árbitro del juego debo indicar un par de puntualizaciones.

A partir de este momento, ciertos comportamientos “erráticos” se repercutirá directamente en los personajes, ya que el árbitro (o sea, yo) no recordará a los jugadores lo que habéis conseguido con las investigaciones, no sólo en sesiones anteriores, es que ni en la sesión en curso, ya que tomar anotaciones de las mismas corre por cuenta únicamente de los jugadores (igual  que en D&D hacer el mapa del Dungeons para no perderse). Si durante la sesión la gente divaga y no recuerda lo que se quería hacer hace 10 ó 15 minutos, no será el árbitro el os lo recuerde.

Cualquier “frase hecha” que se diga durante la partida, dentro de las conversaciones entre Pj o Pnj, por querer hacer la gracieta de turno o por meterse con otro jugador o personaje,  el árbitro lo tomará como real dentro de la partida, por lo que el jugador deberá asumir el error de ello, en su personaje.

Si por cualquier motivo el personaje/jugador “mete la pata”, el árbitro dejará de ser benévolo y no lo perdonará, si con ello estamos hablando de una inmensa “cagada”, llegando a la resolución final del desenlace, aunque con ello cueste la vida de varios personajes jugadores. Por ejemplo, un personaje entra el un tugurio para realizar preguntas, al más puro estilo de película barata de policías, y el jugador para poder “convencer” al Barman para que suelte todo lo que sabe, la única idea es sacar la Magnum 45 y ponerla encima de la barra del bar, debe tener en cuenta que el Barman, que lleva todo el rato las manos por debajo del mostrador, la próxima vez no sacará la recortada para ponerla encima del la barra, al lado de la Magnum, no, sino que se limitará simplemente, por pura “defensa personal” ante un cañón como ese, a disparar la recortada por debajo de la barra, a bocajarro, al estomago del personaje, consiguiendo que el jugador se tenga que hacer un personaje nuevo.

Por último indicar que haré también a partir de ahora.
- En breve colgaré un artículo en el que se indicará información básica de GLISTEN, que curiosamente la que di al inicio de la aventura y que, por no tomar notas, se les ha olvidado a todos los jugadores, y nadie ha preguntado por ampliar esta información básica (ni por recordar la ya suministrada). Será la “última ayuda” que os dará el árbitro, ya que entiendo que esta (y no otra) es necesaria y muy fácil de conseguir.
- El resumen de cada sesión lo realizaré sobre la información que hayáis tomado apuntes, no sobre lo que os hayan estado diciendo los Pnj’s, si no lo habéis apuntado previamente.
- Si algún jugador quiere información adicional que prevé es necesaria y fácil (o no) de conseguir, entre sesión y sesión vía mail puede preguntármela. Evidentemente yo sólo facilitaré la información correspondiente que se pueda dar hasta el punto en el que se encuentre la partida. No facilitaré información relevante que deba ser susceptible de salir más adelante.

Espero que nadie se haya tomado a mal estos puntos, ya que el primer culpable de haber permitido llegar a este punto, he sido yo, pero la campaña empezaba a ser aburrida, incluso para mi, porque ninguno hacía lo básico que cualquier jugador de rol debe hacer. Se debe tener en cuenta que en las 4 últimas sesiones, de entre 4 y 5 horas cada sesión, gracias a los cortes constantes de juego, no se han superado las 18 horas de tiempo en el partida, desde el atentado. Esto no es la película “24h”, que dura exactamente 24 horas, ya que todo transcurre en tiempo real, no.

Me gustaría que poniendo todos nosotros de nuestra parte, la aventura se convierta en algo más ágil y ameno.

En cuanto cuelgue la información traducida de Glisten, se reanudará la partida.

Saludos.
Burt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario